Implantes Dentales

El implante dental está formado por dos partes, la raíz, que está hecha de titanio el mismo que se une al hueso mediante un proceso llamado OSEOINTEGRACIÓN y la corona dental, que puede estar hecha de porcelana.

La finalidad de los implantes es la de devolver a los pacientes la oportunidad de mejorar el aspecto no solo estético sino también la salud.

Los implantes dentales pueden utilizarse tanto para sustituir un diente como varios, mediante implantes continuos o puentes. Una de las ventajas de este tratamiento es que los dientes que se han sustituido por implantes tienen un aspecto totalmente natural y no se notan a simple vista. mejorando así la confianza el paciente.